MIA Radio Online, Desde Rio Grande TDF


Día Internacional de Lucha contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género

 El 17 de mayo de 1990 la Asamblea General de la OMS reconoció que la orientación sexual no era una enfermedad mental. Este día se celebra desde el año 2004 y tiene por objetivo visibilizar y concientizar sobre las situaciones de violencia que padecen las personas del colectivo LGBT+.

A nivel mundial las personas que son discriminadas por su orientación sexual o identidad de género se ven sometidas a diferentes tipos de desigualdades sociales, culturales y estructurales que les impiden el pleno goce de sus derechos.

Desde hace más de diez años, el Equipo de Género y Diversidad Sexual trabaja específicamente la situación del colectivo LGBT+ en contextos de encierro, visibilizando el impacto diferencial y los daños adicionales que supone la cárcel para este colectivo.


Lucha contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género
La cárcel se encuentra organizada bajo un ordenamiento binario de género y sostenida a través de creencias y patrones heterocisnormativos, que se traducen en prácticas desiguales, discriminatorias y violentas para las identidades que no se inscriben en este paradigma. En la cárcel, sus derechos suelen ser desconocidos por el servicio penitenciario y a la hora de recuperar la libertad, suman una marginación y segregación social por haber estado encarceladas. 


TE PUEDE INTERESAR Crece el uso medicinal del cannabis en mascotas y piden su reglamentación


La PPN ha documentado formas específicas de violencia en los espacios de detención, que se traducen en prácticas discriminatorias y humillantes por motivo de identidad de género y/u orientación sexual; como ejemplo se puede mencionar la falta de reconocimiento de la identidad de género, los obstáculos en el libre desarrollo de la personalidad y los constantes hostigamientos y agresiones verbales. Asimismo, a pesar del subregistro, en el último informe sobre tortura y malos tratos investigados por la PPN se registraron 15 casos de violencia física de personas que se identifican ante el SPF como mujeres trans y varones gays.


En esta línea, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura advirtió que las personas LGBT+ están particularmente expuestas a sufrir torturas y malos tratos en las situaciones de privación de libertad, tanto en los sistemas de justicia penal como en otros entornos ajenos a la esfera penal. Frente a esto agregó que es necesario adoptar medidas para proteger y promover sus derechos y atender sus necesidades específicas. En este mismo sentido, los Principios de Yogyakarta resultan un importante instrumento jurídico que debe tenerse presente al momento de delinear políticas específicas dirigidas hacia personas LGBT+.

En este día la PPN refuerza su compromiso para continuar promoviendo políticas públicas libres de discriminación, que garanticen el reconocimiento de la identidad de género y/u orientación sexual y el acceso pleno a todos los derechos de las personas LGBT+ privadas de su libertad.

 Consejo de Derechos Humanos, Informe del Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, A/HRC/31/57, 5 de enero de 2016

Entradas populares