MIA Radio Online, Desde Rio Grande TDF


Iñaki Alberdi: "Con el covid nos hemos convertido en músicos nacionales"

 

DE VOCACIÓN TARDÍA –NO FUE HASTA LOS 13 AÑOS CUANDO EMPEZÓ A ESTUDIAR ACORDEÓN–, EL MÚSICO DE IRÚN IÑAKI ALBERDI SE HA CONVERTIDO EN UN REFERENTE MUSICAL, TANTO COMO CONCERTISTA COMO POR SU LABOR EN LA CREACIÓN DE UN REPERTORIO ESPECÍFICO PARA ESTE INSTRUMENTO.

Haciendo un guiño a aquel famoso soneto que escribió Quevedo: Érase un hombre a una nariz pegado... con Iñaki Alberdi se puede transformar en Érase un hombre a un acordeón pegado, y es que desde que con 13 años empezase a estudiar este instrumento, se ha convertido en su compañero inseparable, como si fuera una extensión natural de su cuerpo, que respira y vibra con él. Le acompaña allá donde va, y a pesar de sus cerca de 16 kilos, no pone ninguna pega para llevarlo donde haga falta para la sesión de fotos. La cita con Iñaki Alberdi es en Pamplona, en Baluarte, donde ha hecho una parada en su agenda de trabajo para dar el concierto de cámara Piazzola Alberdi, acompañado de una guitarra clásica, un contrabajo y un violín, y que forma parte de una gira que comenzó el 26 de enero de 2020, pero que quedó paralizada por el covid.

Su vocación con el acordeón no fue muy temprana, empezó a estudiarlo en la adolescencia. ¿Cómo fue esta elección?
Por parte de mi madre toda la familia son navarros, de Lesaka y Bera, y hay toda una tradición acordeonística. Mi aitatxi tocaba el acordeón y tenía una sensiblidad muy bonita para tocarlo, pero a su vez era muy zakarra, y si alguna vez yo me acercaba al acordeón, porque sabía solfeo, lo hacía cuando él estaba lejos. Ese fue mi primer contacto. Poco a poco, imagino que mis padres verían que me gustaba la música y se preocuparon de que tuviera un profesor. Entonces, en mi generación, había una forma de enseñanza diferente a la actual, primero se estudiaba solfeo y después el instrumento. Así, estudié solfeo de los 7 años a los 13, y entonces elegí el acordeón. Empecé con un profesor, un poco de prueba, y como vi que me gustaba, continué.


Fuente_: deia.eus

Entradas populares