ico

Sígueme en YouTube Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Sígueme en WhatsApp Sígueme en TikTok  Sígueme en Twitter

Es cordobés, se llama Jesús y triunfa en Rusia con el folklore argentino

 Jesús Gorgone fue vendedor ambulante, zapatero, carpintero, repartidor de hielo, ayudante de cocina, parquizador, pintor, peón de albañil, ayudante de electricista…, pero su motor siempre fue la danza. Y no cualquier danza, sino las folklóricas. Hizo todo eso para pagarse los estudios en su Córdoba capital natal y graduarse como profesor de folklore. Y el baile lo llevó desde patria chica hasta La Plata, Buenos Aires e incluso México.




En el año 2018, también lo llevó hasta Moscú, cuando Olegvona Lizunova, una moscovita profesora de tango, lo invitó a participar en el Festival de Folklore Argentino que ella misma organizaba en la capital de Rusia, desde el 2016. 

Hoy para él, Olegvona es “Vika”, “Bikula”, “Vikoshka” o un confianzudo  “Victoria”, ya que las barreras idiomáticas se derribaron muy pronto y ambos se casaron dos años más tarde, en el verano cordobés del 2020. Y hubo fiesta en el patio de casa en Alto Alberdi, con asado de vaquillona con cuero para 150 invitados, incluidos los 15 rusos que viajaron para estar en la ceremonia.

Desde entonces, la rubia arrabalera se convirtió en su amor, su princesa rusa, sencillamente en todo, y ya son mucho más que dos. Pensaron que vivirían seis meses en cada país, pero la pandemia los tomó por sorpresa en Moscú, el 17 de marzo, y nunca más salieron de allí. Se compraron una casa y repensaron su futuro desde los vecindarios del Kremlin.

Folklore argentino en auge

Jesús da seminarios de danzas folklóricas y zapateo argentinas en la Escuela Planetango de Moscú y en varias otras ciudades rusas –parte de la entrevista que sostiene este artículo se realizó mientras regresaba en tren desde el interior-. Mientras tanto, Victoria trabaja en una empresa, dicta clases de tango, se recibió de profesora de danzas folklóricas, es partenaire e intérprete de Jesús y organiza el festival anual AdentroFest. 

Durante tres días con sus noches, los rusos profundizan con varios profesores rusos o argentinos –invitados especiales- sobre la historia de nuestro folklore nacional. De noche, le sacan lustre al piso taconeando al ritmo de un malambo, de una cueca o de lo que suene. 

Y un Jesús argentino logró lo que hasta hace unos años parecía imposible: revolucionar con Ariel Ramírez, Mercedes Sosa o Los Chalchaleros la tierra de Tolstoi, Stalin y Stravinsky. Casi un milagro dialéctico. 

Argentinos enseñando tango ya había unos cuantos, pero revoleando boleadoras, y dejando boquiabiertos al auditorio con un malambo descalzo (o “con botas de potro”), casi nadie. Entonces Jesús dejó que su perfil profesional lo llevara “tierra adentro” y se dedicó de lleno a enseñar folklore; fue un imperativo de las reglas del mercado. Otro milagro dialéctico.  

Fuente: Perfil

Entradas populares

Radio MIA OnLine - Rio Grande TDF