En Japón hay sensibilidad por la música del Litoral

 El Sebastián Macchi Trío está enfocado en difundir "Aguasílabas", su último disco –presentado en Japón en 2019– y en componer más

Desde hace 25 años, Sebastián Macchi viene haciendo un trayecto musical fluído y natural, como los ríos y paisajes que evoca en sus canciones. El platense –paranaense por adopción– cuenta con varios discos en los que mixtura sonidos jazzísticos con la tradición musical litoraleña. Días atrás estrenó la nueva formación del Sebastián Macchi Trío, que encabeza él al piano, junto al baterista Gonzalo Díaz y el bajista nogoyaense José Ghiglione, en reemplazo de Carlos Negro Aguirre. Actualmente están abocados a difundir su último disco, Aguasílabas, que fue lanzado en 2019 en Japón y a comienzos de 2020 en la Argentina, pero cuya presentación oficial quedó trunca debido a la pandemia.

“Este proyecto (por el trío) comenzó en 2015; en un primer momento estuvo tocando Carlos Aguirre como bajista, y junto a él grabamos el disco que estamos presentando ahora, Aguasílabas. Se editó en 2019 en Japón y llegamos a presentarlo por allá en octubre de ese año. Luego se incorporó José Ghiglione, bajista de jazz, y comenzamos a ensayar con miras a presentar el disco acá, sin saber lo que se venía con la pandemia. Así que no pudimos presentarlo como teníamos planeado. Además tuvimos que frenar los ensayos; y hace un par de meses nos reencontramos con una enorme necesidad de volver a tocar; al mismo tiempo nos vamos enmarcando en armar un nuevo repertorio, porque en un trío, que es una formación tan íntima y redonda, al incorporarse una nueva persona cambia mucho todo. En ese sentido estamos ahondando nuevos recursos, nuevas modalidades”, manifestó Macchi a Escenario.

En la grabación de Aguasílabas participaron Carlos Aguirre (bajo fretless y voz), Gonzalo Díaz (batería) y Sebastián Macchi (voz, piano, piano rodhes y guitarra). Y colaboraron Hernán Jacinto (piano); Juan Pablo Di Leone (flauta traversa); Jorgelina Barbiero, Silvia Salomone, Luciana Insfrán (voces); y Leandro Drago (intervenciones de audio). El trabajo discográfico reúne 13 canciones

El CD se grabó en el estudio de Lito Vitale y se editó en Japón bajo el sello Bar Buenos Aires: “Hay un vínculo en Japón con un grupo de gente que sigue la música que hacemos, no sólo de nuestro trío, sino toda la corriente musical que nos engloba. De hecho, todos mis discos anteriores fueron editados en Japón, incluso el primero que se llama Luz de Agua, está editado con poemas de Juan L. Ortiz que fueron traducidos al japonés. Así que imaginate el interés que hay por lo que se hace acá. Pero con este último disco fue la primera oportunidad que tuve de arrimarme hasta allá, si bien he participado en algunos compilados de música que hacen ellos”.

Macchi cuenta con varios discos en su haber, editados a través del sello Shagrada Medra: además de Luz de Agua (2005) junto a Claudio Bolzani (guitarra y voz) y Fernando Silva (contrabajo), con quienes realizó el disco homónimo musicalizando versos del poeta entrerriano, más tarde grabó Otras canciones (2015) a partir de composiciones propias del trio. Asimismo grabó Lucas Nikotian/ Sebastián Macchi (2013), interpretaciones a dúo de pianos que fuera premiado por el FNA y por la Secretaría de Cultura de la Nación.

En 2017 llegaría Piano Solito, su primer trabajo solista basado en formas musicales libres y ligadas a rítmicas del folclore argentino y sudamericano.

Pero fue Aguasílabas el disco que finalmente le abrió las puertas para tocar en el país nipón, donde –según él mismo destacó– “hay un grupo de gente que se reúne a escuchar la música que hacemos, así como podría agruparse para escuchar músicas de cualquier otra parte del mundo, pero les interesa particularmente la música argentina, en especial la que tiene que ver con la nueva canción litoraleña, que no es puramente folclórica sino que está atravesada por cierta urbanidad. Y gracias a esa construcción de muchos años, se dio la oportunidad de que grabemos el disco e hiciéramos una gira para presentarlo allá”.

En este sentido, Macchi manifestó: “Es muy fuerte dimensionar hasta dónde puede brotar y florecer la semilla que uno planta; encontrarnos con un público tan cariñoso, tan sensible y tan interesado por nuestro trabajo a un nivel muy fino, de interesarse por el contenido de las letras, más allá de que los idiomas son prácticamente incompatibles. Eso nos da la pauta de la sensibilidad humana, que va más allá de las fronteras, las culturas. Nos encontramos con un entramado humano diferente, que tiene otros medios, otros recursos económicos y tecnológicos, pero con un ritual de valorar mucho la música en vivo, la música artesanal, las ediciones físicas de los discos, sobre todo en formato CD. Me sorprendió que hay gente que se encuentra en determinados bares a escuchar tal disco nuevo que les llegó y para nosotros fue un gran mimo recibir tanto cariño y valoración”.

Es que en sus composiciones hay una impronta lírica que enarbola la banderas del paisaje litoraleño, envueltas en armonías jazzísticas y melodías fluviales.

“Hay una necesidad muy grande de nuestra parte en ahondar en lo que nos regalan estas tierras, Entre Ríos, Santa Fe, un poco de Uruguay y hasta el sur de Brasil. Hay un bagaje poético muy grande, en el paisaje y en las tradiciones poéticas de estos lares. Me llaman mucho y me interesa tomar la posta de algo que se viene haciendo desde hace mucho tiempo, con referentes que han aportado una mirada de este lugar, cada cual desde una determinada época, pero conmovidos por la necesidad de expresar todo lo que es este lugar rodeado de ríos y arroyos”, manifestó el compositor.

Aguasílabas puede escucharse en todas las plataformas digitales. Y quienes estén interesados en adquirirlo en formato físico, pueden contactarse con el sello Shagrada Medra a través de las redes sociales, como así también con los músicos por las mismas vías.

Entradas populares

Radio MIA OnLine - Rio Grande TDF