ico

Sígueme en YouTube Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Sígueme en WhatsApp Sígueme en TikTok  Sígueme en Twitter

Una nueva obra musical ha nacido en Patagonia

 Gestado y parido íntegramente en Trelew, se trata de Únicas, el primer disco de la cantora Betania Crespo, que reúne canciones de mujeres latinoamericanas en un amoroso y decidido gesto de libertad.

“Únicas” ha nacido, con todo lo que eso implica, después de meses de sueño y empeño, de incertidumbres pandémicas y decididas voluntades. 

La cantora patagónica Betania Crespo le dio vida a su primer disco en el que, esta mujer de dulce y magnética voz, enamorada del viento y de la luna, interpreta un repertorio de 10 canciones de compositoras y referentes musicales del folklore argentino y latinoamericano; un compilado que, sin dudas, celebra la fuerza femenina.


“Únicas es una gran pulsión de vida”, dice Betania con voz paciente y reflexiva, y nos invita a dejarnos ir y venir, como las mareas, al son de esta nueva obra musical.

¿Cómo y cuándo sentiste que el mundo del canto y la música era un mundo para vos?



Desde siempre. Mis primeros recuerdos cantando son del jardín de infantes. Cantaba en la sala, en los actos, cuando llegaba, cuando me iba. Por suerte siempre tuve profesores, profesoras, maestros y maestras que estimularon ese gustito por cantar. Y en mi casa se escuchaba mucha música también, y hoy es parte del ambiente también en la mía. El mundo es música para mí, desde chiquita.

 

¿Y cuándo el canto se volvió algo que iba en serio?

Si bien estudié Comunicación Social, soy Periodista, y mis trabajos siempre estuvieron ligados a mi profesión, nunca dejé de cantar en grupos, en coros, acompañando a amigas que estudiaban música y tenían que rendir exámenes. Cuando volví a Trelew para que mi hijo Manuel naciera y creciera aquí, empecé a cantar en un grupo vocal femenino. Luego de años de participar de ese grupo supe que era momento de probar cantando sola y ese fue el comienzo, con muchas cosas maduras en mí.

 

Foto: Únicas se grabó íntegramente en el estudio de “Los Pájaros”, de Fabián Nesprias (Trelew) y contó con muchos artistas invitados y colaboradores que hacen de este disco, un canto a la vida y a la voluntad. 

 

¿Cómo se gestó este primer disco?  

La gente cercana siempre me decía que tenía que intentar hacer un disco. Lo cierto es que los costos son elevados entonces iba relegando la idea. Y fue una propuesta de Fabián Nesprias, que tiene la gran generosidad de grabar a artistas locales en su estudio, que es de primera calidad, el haciéndose cargo de los gastos para después recuperarlos con la venta, así que ni lo pensé y allá fui. Lo grabamos entre septiembre de 2020 y marzo de 2021.

 

Curiosamente me pongo a pensar en el tiempo en que lo grabamos, en plena pandemia y yo con una situación personal muy difícil con mi viejo 3 meses internado, y eso habla de la fuerza del renacer, de la energía con vibración positiva. El universo siempre está porque, a pesar de un contexto adverso, nació un disco. Por eso creo que Únicas es una gran pulsión de vida.

 

¿De qué nos habla Únicas? ¿Cómo fue el proceso de selección de las canciones que decidiste incluir y qué cuentan esas canciones?  

Hace algunos años yo tenía un espectáculo que se llamaba Únicas. Era un recorrido por canciones compuestas por mujeres a quienes admiro. Cuando estaba armando la lista de canciones para el disco me di cuenta de que todas estaban hechas por mujeres, que ahí estaba ese concepto de únicas, por las canciones, por las mujeres, por las artistas. Por eso, a la hora de pensar en el disco retomé ese hilo y me pareció una buena idea poder plasmarlo en un CD.

 

Foto: Betania en pleno show de Únicas.
 
 

¿A dónde te transporta el canto?

La música para mí es libertad. Poder cantar es ser libre y creo que eso tiene que ver con lo que hemos venido a hacer en esta vida, en este tiempo, y eso es lo que me permite decir la música que quizás de otra manera no podría expresarlo de forma tan visceral, tan íntima o con tanto guiño conmigo y con el otro. El canto me transporta a la libertad, a la esencia de la persona que soy, nada más ni nada menos.

 

El mundo es música para mí, desde chiquita.

 

¿Hasta dónde te gustaría que le llegue tu voz a través de este trabajo?

Creo que la música, y más hoy con todas las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance, no tiene límites. Y claro, en un primer momento, me gustaría compartirlo con la gente que quiero, con mi tribu y después que trascienda, que llegue cerca o lejos pero que llegue a los lugares que tenga que llegar.

 

Sos una patagónica nacida, criada y enamorada de estas latitudes. ¿Qué cosas de la Betania patagónica tiene tu disco?

Tiene mucha luna, la energía de la luna que es algo meramente femenino, esa luna que en estos cielos podemos descubrir de manera tácita y rápida cuando miramos hacia arriba; la luna que mueve, que controla, que lleva y trae las mareas. Sin dudas la luna es una gran directriz en este disco. Tiene mucho del mar, el mar siempre es como un gran imán para mí, un lugar en el que siempre me siento tranquila, energizada, enraizada. Tiene muchos climas, que van cambiando de manera muy energética, de la tranquilidad a la alegría, al sosiego, al silencio también. Tiene mucho río, tiene aire. Creo que las canciones transmiten el oxígeno que trae la música.

 

Foto: Beta y el mar.

 

 

Hay una canción que hace algunos años ha movilizado muchas cosas en mí y es “Gracias a la Vida”, y cada vez que la canto me meto en ese agradecimiento de Violeta Parra, al tiempo en este mundo y agradecer por el lugar en el que vivo.

 

¿Por qué solo mujeres?

Siento que estamos en un momento en el tiempo en el que volvemos a encontrarnos con nuestra raíz, con nuestra matriz. Y ahora nos lo permitimos. La tremenda energía que fluye de lo femenino nos lleva a crear círculos de mujeres que cantan, que bailan, que trabajan, que maternan, que dicen, que escriben canciones. Y el Universo provee las herramientas para que las cosas vayan gestándose como son. Y ese espiral me fue llevando a crear este disco, casi sin darme cuenta, como una suerte de homenaje, de soplo femenino que sé, se va a unir a tanto lazo de mujeres en otros lugares, haciendo otras cosas.

 

 

 

ÚNICAS, el disco

El disco cuenta con canciones de Teresa Parodi, Natalia Lafourcade, clásicos como “María Landó” (tomado de una versión de Luna Monti), boleros interpretados por mujeres, canciones de Violeta Parra, de Elizabeth Morris. La producción musical y arreglos son de Fabián Nesprias. El cantante Facundo Carrasco acompaña a Betania en algunas canciones, en la voz (y en la vida).

 

Foto: Foto: El arte de tapa estuvo a cargo de la muralista y asritsta plástica de Puerto Madryn, Maru Galli y el diseño gráfico lo hizo Ernestina Pignolo de Trelew.
 

Hay músicos invitados como el percusionista Arturo Blas, Marcelo Filgueira Risso (flauta traversa), Fabián Nesprias (guitarrita), Antu Silva (percusión), Marcela Malen (junto a Facundo Carrasco) en voces. Además, participan las integrantes de Mujer Arbol Florido (espectáculo en el que doce mujeres cantoras rinden homenaje a Violeta Parra) que son Sonia Valiente, Mariela Ledesma, Kenia Rodríguez, Gabriela Karel, Karen Johns, Antu Silva y Miriam  Limeres, en esta oportunidad. 

Entradas populares

Radio MIA OnLine - Rio Grande TDF