Alicia Cargniel impone respeto y admiración sobre el escenario

 La destacada y experimentada violinista chaqueña visitará por unos días la capital salteña. “Es un orgullo llegar a esta bendita tierra del folclore”, sostuvo. 

El Chaqueño Palavecino la bautizó “La Matadora”. Impone respeto y admiración sobre el escenario, con más de dos décadas de trayectoria. Se trata de la chaqueña Alicia Cargniel, quien llegará mañana a la capital salteña, en una gira de prensa.



“Es un orgullo llegar a esta bendita tierra, que desde siempre tiene un excelente comunión con el folclore. En los últimos meses estuve presentando mi nuevo show “Aly”, la avanzada de lo que será el tercer material. En esta placa ampliaré mi repertorio de manera superlativa, en violín y voz, manteniendo la raíz folclórica pero también, incursionando en géneros populares como el pop, el trap y la balada. También volviendo al clásico, con un color y sonido nuevo y particular, desarrollado para este disco junto al director musical, Marcelo Rivera, y arreglos para la grabación de Federico Fontana”, señaló la artista nacida en la ciudad de Resistencia.


Empezó estudios de violín a los 10 años en su Chaco natal. A los 12 años ganó la beca del Fondo Nacional de las Artes, para Virginia, Estados Unidos. Concurrió con los mejores maestros de violín, de clásico y tango, como Carminio Castagno, Antonio Agri, Osvaldo Piro y más adelante Fernando Matos, en su Escuela Iberoamericana. De abuelo salteño y abuela correntina, heredó de ellos, y de sus padres, la vida por la música.


Durante su adolescencia, participó en las orquestas sinfónicas de Chaco y Corrientes. Más adelante, abrazó el folclore y la docencia. Con los grupos que integró, conoció los escenarios más importantes del país. Con respecto a la docencia dijo: “Me preocupo en devolver a los más jóvenes todo esa capacitación en la música que recibí a lo largo de mi carrera. Así, ayudé a fundar en el Chaco, escuelas de inclusión sociocultural de la música y llegué hasta desarrollar mi propio método de enseñanza de violín”, agregó.


Es también autora y compositora, entre sus obras se destacan: Himno Oficial de la Ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco; Himno de la ciudad de Lomas de Zamora, Buenos Aires (aún por estrenarse); y Marcha Oficial de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.


“Viví momentos bellos en mi carrera artística y lo que falta aún...entre el 2006 y 2012 llegué con varios grupos en varias ocasiones a Cosquín y Jesús María, entre ellos: Voces del Camino, Los Catamarqueños, Nando y La Troja. Luego ya me lancé como solista, recuerdo que mi debut fue durante la novena noche coscoína. Lamentablemente, en la gira posterior por Córdoba, sufrí un terrible accidente automovilístico que me postró en cama por seis meses, tuve 27 cirugías. Me fui levantando poco a poco. Luego integré varios grupos de mi provincia, y también me aboqué a la docencia de pequeños y no tanto... eso me llena el alma”, sostuvo “La Matadora”.
Después de un tiempo decidió radicarse en la provincia de Neuquén, fue allí donde volvió la inspiración. Filmó varios videoclips, utilizando los hermosos paisajes de la zona.